Belén Casetta: "Con el talento no hacés nada"

La atleta ya piensa en Tokio 2020 tras ser finalista en el Mundial de Londres

Equipo Cero Atletismo

Belén Casetta, de 23 años, es una de las máximas promesas del atletismo argentino. Estuvo en los Juegos Olímpicos de Río 2016, fue finalista en el último Mundial, tiene el récord sudamericano en los 3.000 metros con obstáculos y el viernes pasado fue parte de la reunión del Consejo de la IAAF. Allí, dialogó con Equipo Cero.

—¿Qué sentís cuándo te convocan para este tipo de eventos y se te menciona como representante del atletismo en sudamérica? ¿Te genera presión?
—Estoy muy agradecida de que me hayan convocado y por ser una representante de todos los atletas, incluso de mi propio país, Argentina. Muy pocas veces ocurre esto, no creo que haya otros atletas de Argentina que hayan pasado por esto, estoy muy agradecida de representar a la Argentina en estas reuniones donde se toman decisiones de la IAAF. Estoy muy feliz por esta convocatoria.

—¿Qué cambios te gustaría ver en el atletismo argentino en el corto, en el mediano o en el largo plazo?
—El atletismo en Argentina ha cambiado un montón, nada que ver en comparación a lo que era antes. Va creciendo, está creciendo. Todavía falta, pero siempre va a faltar algo. Se está apoyando un montón a los atletas, con las becas, se están haciendo más pistas y surgen varios sponsors, eso también abre mucho las puertas a diferentes atletas.
Falta que la Argentina decida que los atletas argentinos sean medalla a nivel internacional y a nivel de los Juegos Olímpicos. Hay que invertir, hacer que esos atletas se dediquen exclusivamente a eso. Acá hay muchos atletas que están trabajando o estudiando también porque no te garantiza nada continuar con la carrera deportiva. Si uno quiere tener atletas medalleros o finalistas hay que invertir un poquito más.

Si uno quiere tener atletas medalleros o finalistas hay que invertir un poquito más.
—¿Te sentís referente del atletismo argentino? ¿Creés que alguien puede acercarse a este deporte gracias a vos?
—Muchos chicos y nenes me toman como referente. No soy la gran cosa a nivel internacional. Ser finalista del mundo y tener una buena actuación en un Mundial capaz que en Argentina causa una explosión, pero a nivel internacional es otro tipo de exigencia. Hay que estar dentro de las tres mejores o ser medalla de oro.
Para los chicos argentinos es un incentivo. Si hay una atleta argentina que pudo estar entre las mejores del mundo no se concentran en que solo son los keniatas o los de Estados Unidos son los que acceden a las finales. Si hay una argentina que entró a la final es que hay otras personas que pueden hacerlo. No es que yo soy una ocasión especial o que tengo talento, no. Con sacrificio y entrenamiento todos pueden, con el talento no hacés nada.

Con sacrificio y entrenamiento todos pueden, con el talento no hacés nada.

—¿Qué momento de tu carrera deportiva te gustaría revivir?
—Los Juegos Olímpicos y el Iberoamericano del 2016 en Río de Janeiro (campeona).

—¿Qué objetivos te planteaste para los próximos años?
—Aspiro a concentrarme en el Panamericano de Perú, en el Mundial de Qatar y en los Juegos Olímpicos de Tokio. Esos son los pilares en los que me enfoco ahora. Estoy preparándome.

—¿Qué te dejaría satisfecha en Tokio?
—Lograr un mejor resultado del que logré en (el Mundial de) Londres (finalista). Mucho mejor. Intentarlo, soñarlo y planteármelo como un objetivo. Después hay que ver cómo es el camino hasta llegar Tokio.

Relacionadas